Las claves para preparar una barbacoa 10!

Con la llegada del buen tiempo apetece comer en el jardín aprovechando la buena compañía y las viandas a las brasas. Aquí vienen los mejores consejos para preparar tu barbacoa y tener el mayor de los éxitos. ¡Serás todo un profesional!
Es muy importante la limpieza y el mantenimiento de nuestra barbacoa, sobre todo si hace tiempo que no la utilizamos. Las barbacoas de carbón son más difíciles de limpiar, por lo que es un factor a tener en cuenta.
Cubrir los hierros con papel de aluminio aumenta el efecto horno ayudando a desprender la grasa. 
El combustible más adecuado es el carbón vegetal: arde despacio y es sencillo de almacenar. A la hora de preparar el fuego tenemos que acumular el carbón en la parte central de la barbacoa.
Con nuestra barbacoa lista y los productos seleccionados es esencial tener en cuenta diversos factores. Es fundamental que el calor no se escape, por lo que es necesario poner barreras en el entorno de la barbacoa y que de esta forma el calor sólo pueda ir hacía arriba. De este modo, se recomiendan las barbacoas cuadradas.
A la hora de encender el fuego hay muchos trucos. Uno de los más recurrentes es con las pastillas blancas: se espolvorea y se distribuye por la plancha con la mano. De tal manera prende por todos los lados igual. 
El orden para brasear debe hacerse con cierto criterio. Lo mejor es preparar en primer lugar los que desprenden más grasa y que a la vez son también los que se hacen antes. Lo últimos serán los productos que necesitan un fuego más lento.
Cuando empiezan a salir llamas, para que no se queme la carne, lo mejor es echar un puñadito de sal gorda a tiempo.
Aromatizar es un factor determinante para los amantes del sabor: unas ramitas de romero y tomillo sobre la carne y verás qué resultados más apetitosos. Después, las salsas son un condimento indispensable.
Es esencial sazonar la carne antes de brasear. También se puede especiar previamente. En muchos casos se recomienda macerar el día anterior, como es el caso de la salsa chimichurri que vimos en el post anterior.
Nuestra barbacoa no se debe componer únicamente de carnes. También se le puede añadir pescado (sardinas, truchas, etc.) y verduras (salteados, menestras, etc.). El abanico de posibilidades es amplio y extenso.