Las barbacoas de gas son las barbacoas más regulables hasta el momento.

Porque te permiten preparar lo que vamos a cocinar más rápidamente, y se consigue gracias al gas podemos regular la  potencia de la llama que nos permite  un control más riguroso de la temperatura adaptándola así a nuestra manera de cocinar, sin tener que estar pendiente de cómo están las brasas etc…

Por otro lado las barbacoas de gas nos facilitan el tiempo de encendido, en comparación con los modelos de carbón.

Además incorporan un sistema que previene las cenizas que se puedan producir, absorbiendo la grasa y repartiendo uniformemente el calor, a través de una piedra de lava o briquetas.

Todo esto hace que las barbacoas de gas, sean conjunto las eléctricas las barbacoas más fácil de limpiar.

Por lo general las dimensiones de las barbacoas de gas no suelen ser grandes, si no lo contrario para que puedan ser fácilmente transportables, por esta razones  lógicas las barbacoas de gas se engloban dentro del tipo de prefabricadas.

Como parte negativa quizás sea el abastecimiento del gas para su uso, puesto que el gas solo lo podremos obtener a través de bombonas de gas, o de servicios de gas que tengamos contratados.

Sin duda alguna para todos aquellos usuarios que no quieren perder ni un solo minuto en el preparado de sus comidas y obtener un resultado óptimo, las barbacoas de gas es la herramienta perfecta.