Las barbacoas eléctricas, son llamadas barbacoas aunque propiamente no se rigen por el mismo principio  de los demás tipos restantes de barbacoas, por la simple razón de que no implica combustión de fuego, si no que el calentamiento y cocinación de la comida se produce por el calor desprendido por unas  grandes resistencias eléctricas que se calientan a través de la corriente.

Las ventajas del uso de las barbacoas eléctricas es su rápida preparación y sencillez de uso,  evitandose  así también el necesitar de una bombona o toma de butano, del carbón o la leña, pudiendo conectarla a un simple enchufe de corriente y listo.

Como punto negativo de las barbacoas eléctricas, el sabor obtenido y el tipo de cocinación difieren bastante con respecto a los otros tipos de barbacoas. Puesto las resistencias eléctricas, no pueden emular los humos y vapores generados por elementos como el carbón, la leña o el gas. Todos ellos elementos de fuego.

Este tipo de barbacoas eléctricas ha derivado a la larga en otros métodos  como puede ser la cocina a la plancha.

Que se basa exactamente en el mismo principio de cocinación a través de  resistencias eléctricas.

En resumen, el tener barbacoas eléctricas es la opción más sencilla para realizar un asado o parillada rápida sin consumir muchos recursos.